Del dinero, la vida y las relaciones tormentosas…

dolarRecientemente le comentaba a unos amigos, lo triste que me parecía el hecho de que nuestras vidas se basaran principalmente en la búsqueda del dinero. Y aunque utópica mi propuesta, intento día a día alejarme de esa necesidad a veces enfermiza de acumular más y más cosas y más y más dinero.

Los indígenas nativos americanos dicen que esa necesidad de tener cosas que realmente no necesitamos, es locura. 

Llevar una vida con las cosas que realmente necesitas, una casa, un carro, la educación de tus hijos es ideal pero nos hemos dejado embaucar por el consumismo, comprando cosas por comprarlas, por enseñárselas a los demás y para tener estatus social.

La industria de la publicidad ha contribuido mucho en esto. Nos alimenta todo los días de falsas necesidades, nos seduce con comerciales inspiracionales y vendiéndonos productos que nos harán según ellos personas exitosa. Nos damos cuenta que comprando cosas, no llenamos lo vacios internos y nos seguimos sientendo igual.

Si el dinero fuera proporcional a la felicidad, entonces Bill Gates debería estar orbitando en el nirvana. Pero depende de tu concepto de felicidad.

Veo todos los días relaciones basadas no en el amor si no en el dinero. Gente que se queda sufriendo con tal de mantener sus estatues sociales. A su alrededor hay gente halagando con envidia, esperando a ver que agarran que desaparecen cuando estás en las malas.

El sistema nos obliga a vivir por el dinero. Debemos dejar a nuestros hijos desde muy pequeños en guarderías para poder trabajar y poder acumular riquezas, aun cuando están ampliamente comprobados los beneficios de la crianza con apego y la influencia negativa  de criarlos lejos de nosotros. Trabajamos para la felicidad de nuestros hijos, haciéndolo infelices…

El éxito de la sociedad actual se mide en dolares. Tener dinero es señal de éxito. Ser pobre aun teniendo espiritualidad es ser un hippie, un soñador y un pela-bolas. Y los hippies defraudan a los padres y a la sociedad.

Si dedicáramos el tiempo que dedicamos a al dinero a construir nuestras relaciones no solo con los demás si no con nosotros mismos, otra sociedad reinaría. En mi opinión una mucho mejor.

Creo que todo tiene un equilibrio. No digo que te mudes a vivir debajo de un puente, porque la riqueza no es mala, pero solo si entiendes su verdadera finalidad.

Debemos cambiar la correlación de vida y dinero. Debemos rescatar lo realmente importante o se nos va el tiempo tratando de hacernos ricos para lograr la aceptación y orgullo de nuestros padres, parejas, amigos y la sociedad en general. No es fácil, pero es hora de empezar a intentarlo.

La verdadera abundancia no esta en el recibir, sino en el entender que tenemos todo, tanto, que lo que nos toca es dar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s