Me lo encontré por allí

animated_60

Aquí comparto algunas cosas interesantes que me gustaron y que me encontré por allí:

  • Digital Human: Es un programa de radio de la BBC sobre Tecnología y tienen un episodio genial sobre la comida en la era digital. (Inglés)
  • La Rosa de Los Vientos: Es programa de radio español sobre enigmas, misterios, OVNIS y más. Super entretenido.
  • Que es el Ike Jime? Este articulo sobre como matar al pescado y prepararlo para acentuar su sabor, tal cual lo hacen los japoneses esta genial. Tiene imágenes fuertes, pero según indican es la manera mas humana de matar al pescado para el consumo, mucho mejor que dejarlo ahogarse sin agua.
  • Hechos Criollos: Esta es una página de Facebook que realmente me encantó. Se trata sobre curiosidades de la historia de Venezuela. Super educativo.
Anuncios

Nuevas “Migas Heroicas” para una nueva Venezuela

  “En el libro Geografía gastronómica venezolana hay una históricamente famosa, llamada Migas heroicas, pues salvó de la hambruna a muchos durante la Guerra de Independencia. La sangrienta lucha trajo la ruina y la escasez, entonces se ponía una olla de agua al fuego, los vecinos se acercaban y colocaban dentro lo que tenían, “migas”, es decir, algún trozo de res, gallina o pescado, un pedazo de auyama, un plátano, sobras de arepa o casabe, restos del día anterior y mucho ají para dar gusto y ocultar sabores. “
El relato Migas Heroicas ilustra de manera perfecta la simbología de la unión de elementos comunes, unidos por el agua, y avivados por el calor del fuego. El hecho de compartir lo que podamos ofrecer, en una sola olla para que la suma de los ingredientes satisfaga al colectivo, es la muestra de lo que fue y es la unión alrededor de una comida reconfortante como lo es una buena sopa.
Las tradicionales sopas, pasadas de madre a hija, en linajes ininterrumpidos y forjados con los ingredientes más humildes, y en ocasiones hasta escasos, nos sientan a todos en una misma mesa, en comunión harmoniosa de familia y amigos, fusionándonos también en el caldero. 
Nos hace falta en estos tiempos difíciles, hacer un gran sancocho, con todo lo mejor que podamos aportar cada uno de los venezolanos que sentimos amor genuino por estas tierras. Dar lo mejor de nosotros, para que nos quede delicioso, con ingredientes de esperanza, fé, hermandad, y cucharadas soperas de amor.
Una buena sopa, de esas que nos calientan el alma cuando nos sentimos enfermos, las que nos preparaba nuestra madre o abuela le urge a este grandioso país, como nunca en su historia.
Desde la Pizca Andina, hasta la fosforera margariteña, pasando por la olleta de gallo, y el sancocho de morocoto del Delta, en las sopas, se unen nuestras diferencias, y sin importar las variaciones de cada región, hay un ingrediente imprescindible: nuestra unión.

Por: Luis Villasmil

Él empoderamiento de la ignorancia 

Estamos viviendo la época del empoderamiento de la ignorancia, del resentimiento y la envidia. En dónde está prohibido rezar por París, o alegrarse porque un país tiene un nuevo presidente y una nueva esperanza. Donde mucho de los que se fueron apuestan por el fracaso para justificar sus decisiones y otros genuinamente extrañan esta tierra.
Jugarle al vivo es “típico del venezolano” me lo han repetido muchas veces y quizá es precisamente esa viveza criolla en detrimento de tu hermano venezolano los que nos ha traído hoy a dónde estamos. 
El querer compararnos constantemente nos coloca en planos diferentes y no nos une nunca. Y lo que necesitamos es unión y esperanza. Y al que le duela Venezuela que mantenga la fé, porque lo importante es entender que si nos caemos 20 veces nos levantamos 21. Y esa es la única opción.

Tradición en Línea con la Fundación Bigott

  
Tengo un amor desmedido por la Fundación Bigott. Desde que veía sus programas de “Encuentro con…” y coleccionaba la desaparecida y espectacular  Revista Bigott, (hoy resucitada de manera digital y gratuita en su web) hasta ser adicto a la música de Pasacalle, Zaranda y Vasallos del Sol.

Hoy el día se me alegró porque me inscribí en sus talleres de tradición en línea. Hay talleres de instrumentos musicales, tradiciones, artesanía y gastronómicos.  Yo me enrolé el un taller sober el Sancocho, dictatado por mi gran amiga y admirada cocinera maracucha Ivette Franchi. Adoro la investigación gastronomia, y esta es la manera de involucrarme con más disciplina en esta pasión. 

La Fundación Bigott me enseñó hace tiempo que solo si nos conocemos nosotros mismos, a través de nuestras tradiciones, nuestra música, nuestra gastronomí, en fin nuestra identidad, podremos enamorarnos lo suficiente para luchar por esta tierra. Y para mí eso es lo más importante en esta coyuntura histórica.

Estoy ansioso por empezar mi taller, pero más aún quiero contagiarlos e invitarlos a enamorarse de nuevo de Venezuela a través del gran trabajo que realiza la Fundación Bigott. Les prometo que si lo hacen, les brindo un buen sancocho.

Fluir

“«La mística de la escalada es subir; consigues llegar a la cima contento de haberlo logrado, pero realmente tu deseo es que la ascensión hubiese durado para siempre. La justificación de la escalada es la propia escalada, como la justificación de la poesía se halla en la propia escritura; no conquistas nada excepto a ti mismo. […] El acto de escribir justifica la poesía. En la escalada sucede lo mismo: te das cuenta de que eres como un flujo. El propósito del flujo es seguir fluyendo, no subir a un pico o conseguir una utopía sino permanecer en el flujo. No es avanzar sino un continuo fluir; avanzas para lograr que el flujo siga fluyendo. No hay ninguna razón para escalar, exceptuando la propia escalada; es una autocomunicación».”
Pasaje de: Csikszentmihalyi, Mihaly. “Fluir (flow). Una psicologí a de la felicidad 

Nos fuimos un ratico al sur.

  Agarramos unas pequeñas maletas y nos fuimos unos días al sur de Venezuela, a la tierra del Lau Lau a Puerto Ordaz. 

De toda Venezuela lo que menos conozco son los estados del sur, y aunque mi visita es corta quiero absorver lo más que puede de este sitio. 

Apenas llego y me gusta a pesar de que me dicen que está bien fea la ciudad para como era antes.

Quizá sea que como turista todo lo nuevo me parece interesante pero le gusta la amplitud, el espacio y la apertura de este sitio. Aún me falta mucho por conocer. 

Se escuchan sugerencias…

Como en el suplicio de Tántalo…

TantalEn la mitología griega, Tántalo era un hijo de Zeus y la oceánide Pluto, rey de.Se convirtió en uno de los habitantes del Tártaro, la parte más profunda del Inframundo, reservada al castigo de los malvados.

Tántalo fue eternamente torturado en el Tártaro por los crímenes que había cometido. En lo que actualmente es un ejemplo proverbial de tentación sin satisfacción, su castigo consistió en estar en un lago con el agua a la altura de la barbilla (otras versiones del mito se refieren a la rodilla ó la cadera), bajo un árbol de ramas bajas repletas de frutas. Cada vez que Tántalo, desesperado por el hambre o la sed, intenta tomar una fruta o sorber algo de agua, éstos se retiran inmediatamente de su alcance. Además pende sobre él una enorme roca oscilante que amenaza con aplastarle.

Así se siente la vida a veces. Como una tragicomedia que nos invita a pensar que mañana por fin recibiremos el fruto de nuestro trabajo. Nos mantenemos hundidos en una rutina infinita de: Levántate. Trabaja. Duerme. (Bis) Cuando llegas a casa, peleas con tu esposa por estupideces diarias, comes algo y mañana haces exactamente lo mismo.  Sigue leyendo